Sigue este blog vía RSS, en el Fediverso en @acambronero@www.blogpocket.com, o vía email.

You don’t speak Spanish? Explore a selection of Blogpocket posts in English

Desde mis orígenes en WordPress hasta hoy

You can also read this post In English
Share to social media
MIS-ORIGENES-WORDPRESS-1024x576 Desde mis orígenes en WordPress hasta hoy

Este artículo es parte de la campaña FromBlogsToBlocks , una celebración del 20 aniversario de WordPress .

Mi caso es posible que se considere un poco especial porque no soy colaborador ni contribuyo en la comunidad «oficial» de WordPress. Si miras mi perfil en WordPress.org, lo verás bastante espartano.

Sin embargo, los últimos casi 23 años, me he dedicado en cuerpo y alma al blogging, y a WordPress especialmente, divulgando la plataforma en mi proyecto Blogpocket.com y ayudando a muchas personas a construir sus blogs o sus sitios web. Soy muy conocido en el ámbito de la blogosfera hispana; de hecho fuí TOP 100 influencer en español según Forbes 2021, (sección tecnología).

Para situarte, si no me conoces, te recomiendo la lectura de este post donde cuento cómo creé Blogpocket el 25 de enero de 2001: Un cuaderno en Internet.

Para ir rápidos, mi etapa desde 2001 a 2003 se resume de la siguiente manera: creo Blogpocket en Blogger, trabajo con Movable Type, programo mi propio sistema de publicación de blogs (Blogpocket) y comienzo a utilizar WordPress.

Esos fueron mis orígenes pero lo realmente apasionante llega en 2012 cuando decido optimizar mi sitio web y dar un giro en mis contenidos, dejando atrás el microblogging que hasta ese momento venía haciendo, y potenciando la divulgación de WordPress con guías y tutoriales.

Fue la época en la que el mantra era “Democratizar el aprendizaje del blogging” y “Ayudar a los bloggers a entender los métodos y herramientas para lograr un blog de éxito”.

Más tarde, en 2015, mi blog y yo aterrizamos en SiteGround. Allí me di cuenta de algo revelador: Blogpocket.com había mejorado en rendimiento sin que yo hiciese nada. Pero también de algo mucho más importante: las herramientas para optimizar un sitio web de WordPress no debían estar en el back-end sino en el propio hosting. Poco a poco, SiteGround (así como otros muchos servicios de alojamiento web) fue perfeccionando su entorno de hospedaje de sitios web de WordPress y, en la actualidad, en la mayoría de los casos, solo es preciso algunos pequeños ajustes con el fin de obtener altos niveles de optimización del rendimiento.

Después conocí el trabajo de Jack Lennox y su theme Susty, y este artículo maravilloso acerca de la sostenibilidad a la hora de crear páginas web.

A finales de 2019 tenía listo un método conciso, con unas pocas herramientas y un procedimiento concreto, para tener en poco tiempo un sitio web optimizado en rendimiento, seguridad y SEO. También había logrado automatizar el control de cookies con Cookiebot y sabía cómo adaptar los formularios de captación de datos al RGPD.

En paralelo, muchas personas crearon o mejoraron su sitio web gracias a mi colaboración y a mi método para crear una web de WordPress optimizada en seguridad, rendimiento, SEO y legalidad.

Entre tanto, a finales de 2018, WordPress rompía de manera fulminante con su editor clásico y daba un paso de gigante instaurando el editor de bloques, más conocido por Gutenberg.

Pronto percibí que Gutenberg era mucho más que un simple editor de contenidos. Noté en mis propias carnes que uno podía ser más productivo usando el editor de bloques y que el aluvión de colecciones de bloques y nuevos recursos asociados con Gutenberg nos despertaba de una especie de letargo: WordPress volvía a ser divertido 😉

A lo largo de 2020 hubo dos recursos que fueron determinantes para dar forma a algo que tenía en mi cabeza desde hace mucho tiempo. Uno, el plugin Reusable Blocks Extended. De pronto, se podía llevar cualquier diseño a las áreas de widgets preparadas en un theme sin necesidad de utilizar un widget. Esto que parece banal, no lo era ni mucho menos. Lo trascendente era que cualquier zona de un tema, excepto la cabecera, se convertía en susceptible de recibir diseños hechos con bloques.

Pensémoslo despacio. Porque eso suponía que si uno era capaz de “vaciar” la página home y poseer un mecanismo como el proporcionado por Reusable Blocks Extended para alcanzar cualquier zona del tema (sidebar y footer, especialmente), teníamos el poder de ¡diseñar casi todo el tema con bloques de Gutenberg! Solo nos faltaría la cabecera.

La noticia no era que eso se pudiese hacer, porque ya había constructores visuales muy famosos que lo permitían. La gran (y buena) noticia es que se podía hacer con WordPress, de manera foss, sin código, gratis, flexible, nativa y compatible. Colateralmente, el tema clásico como concepto se diluía.

El otro recurso fascinante fue Gutenberg Hub. Munir Kamal, su creador, se imaginó a un usuario final que no sabía HTML ni CSS manejando bloques de Gutenberg e intentando personalizar el diseño de un tema. Consciente de las enormes dificultades que sufriría dicho usuario, se inventó un directorio de diseños de bloques, primero, y un conjunto de plantillas compuestas por diseños de bloques, un poco más tarde. Le sumó un plugin, denominado Editor Plus, y programó algo divino: para insertar en una página home (por ej.) diseños de bloques o plantillas de Gutenberg Hub, solo había que hacer clic en un botón para copiar un código (que el usuario final no necesita conocer) al portapapeles y, luego, pegarlo en un bloque de párrafo vacío. Editor Plus permitía que todo se ajustase perfectamenteb; y facilitaba poder aplicar estilo CSS a cualquier bloque… ¡sin saber CSS!

Mucho antes de todo esto, a finales de de 2019, trabajando sobre el tema clásico Sample de Genesis, y con los bloques pletóricos en el escenario, tuve una revelación. Había que dejar de desarrollar un tema, al estilo clásico, basado en el Sample de Genesis. La idea debía ser otra más acorde a la era post-Gutenberg y mucho más innovadora: proporcionar un Sample limpio y listo para recibir, excepto en la cabecera, bloques de Gutenberg. Sample serviría como folio en blanco y el diseño lo haría el usuario final… solo con bloques 🙂

Así nació mi tema Blogpocket Nineteen a principios de 2020, junto con la web Lanzatu.blog, una plataforma dedicada al aprendizaje de Gutenberg. Otros escribían posts sobre Gutenberg, yo desarrollaba un tema especial y un sitio web 😉

Pero proporcionar un recurso tan valioso solo para usuarios de Genesis no me pareció lo mejor. Me acordé de Jack Lennox, y su theme Susty, e hice lo mismo que con el Sample, vaciar a Susty y dejarlo listo para rellenarse con bloques de Gutenberg. Lo denominé Sustie, ¡qué poco original soy!

El único problema de Susty, es que Jack Lennox eliminó tantas cosas para dejarlo hiperminimalista y tártaro que incorporó un menú de navegación, que yo llamo “no menú”. Pasé gran parte del confinamiento intentando sustituir el menú “no menú” de Susty por uno normal pero siempre caía en remordimientos y el sentimiento de que estaba traicionando al bueno de Jack. Pero finalmente, decidí traicionarlo y Blogpocket Sustie presentaba el menú tradicional y el menú “no menú” de manera opcional.

A lo largo de 2020, trabajé minuciosamente para ir mejorando Blogpocket Nineteen y Blogpocket Sustie. Y vi, con mucha satisfacción, como se implementó en casos reales con éxito.

Ambos temas, junto con el Método Blogpocket, permitían crear de manera eficiente un sitio web de WordPress optimizado, preparado para recibir contenidos y diseño personalizado exclusivamente con bloques de Gutenberg. Todo libremente y gratis. Y cualquiera podía hacerlo sin conocimientos de desarrollo web. Solamente se requería conocer el funcionamiento del editor de bloques de WordPress. Eso era revolucionario, al mismo modo que un día tuvimos en nuestras manos una cajita para formatear texto y un botoncito que decía “Publish”. Ya teníamos la oportunidad de desarrollar sitios web sin saber desarrollo web.

Llegué a 2021 con un método para crear, en poco tiempo, sitios webs optimizados; y con un nuevo concepto de tema de WordPress que permitía el diseño del sitio completo con bloques de Gutenberg. Justo para ver cómo en enero de ese mismo año, Automattic ofrecía Blank Canvas, un tema para WordPress.com, con la misma idea de Blogpocket Nineteen/Sustie. Y para ver cómo estaba a punto de integrarse en el núcleo de WordPress la función experimental “Edición del sitio”. Se llamó “Full Site Editing” (FSE) y supuso un nuevo paradigma no solo a nivel de la creación de temas, sino incluso en el concepto de creación de sitios web.

Pronto pudimos comprobar, con el lanzamiento de la versión 5.9, que aquella idea que yo puse en marcha a principios de 2019 -cuando nadie daba un duro por el mundo de los bloques- (construir y diseñar un sitio web completamente desde cero solamente utilizando los bloques de WordPress y sin codificar) no solo era posible sino que se incluía en el núcleo con la edición completa del sitio y que ahora es simplemente la edición del sitio.

Hoy, podemos construir con WordPress un tema de bloques desde cero fácilmente y sin codificar. ¡Lo que yo quería en 2001!

Si has leído hasta aquí, gracias y te espero en Blogpocket.

Responder en Mastodon (requiere usuario en esa plataforma)

Puedes usar tu cuenta de Mastodon para responder a este post de acambronero

Copia y pega esta URL (https://www.blogpocket.com/?p=74972) en el campo de búsqueda de la interfaz web de tu servidor Mastodon.

Icono de Mastodon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Antonio Cambronero.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a GreenGeeks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido