Sigue este blog vía RSS, en el Fediverso en @acambronero@www.blogpocket.com, o vía email.

You don’t speak Spanish? Explore a selection of Blogpocket posts in English

Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress

Share to social media

CONTRATAR-UN-SERVICIO-DE-HOSTING Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress

Datos y servicios que necesitas conocer a la hora de contratar un servicio de hosting Web

¿Pensando en contratar un servicio de hosting para instalar tu blog de WordPress? ¿Tienes dudas sobre todo lo que se cuece de puertas para adentro en tu blog? No problem: ¡has llegado al sitio adecuado!

En las palabras que siguen a continuación te voy a desgranar todas las cuestiones, datos y servicios que debes conocer antes de instalar y poner en marcha tu blog de WordPress.org. O, por lo menos, tener la idea básica del engranaje que existe en un servidor Web para que tu blog funcione.

¡Empecemos por el principio! 😉 :

¿Qué es un dominio, cómo se registra y cuál es la forma de dirigirlo a tu blog?

Estamos a punto de contratar un servicio de hosting.

Pero antes, veamos cuál es el mecanismo que permite acceder a tu blog al escribir su dirección URL en la barra de direcciones del navegador Web.

¿Cómo se encuentra el servidor que aloja una página Web?

¿Es necesario que te explique a estas alturas el fundamento de Internet? Bien, aquí va un pequeño repaso 😉 .

Desde que tecleas una URL (Uniform Resource Locator) o dirección de una página Web (un blog o cualquier otro tipo de sitio escrito en lenguaje HTML) en la barra de direcciones de tu navegador hasta que éste la muestra en pantalla, suceden algunas cosas interesantes.

Pero quizá lo más destacable es que se produce una búsqueda de esa página Web por la inmensa cantidad de ordenadores distribuidos en esa red denominada Internet.

Para llegar hasta la ubicación física exacta en la que se encuentra la página solicitada, extraer la información, procesarla y devolverla al navegador que realizó la petición, intervienen una gran cantidad de elementos hardware y software diferentes.

La URL de una página Web contempla el nombre del ordenador donde se ubica, el directorio concreto donde se encuentra, el nombre del archivo. Y, naturalmente, el protocolo a usar para recuperar los datos sin que se pierda ninguno (leer este artículo en Wikipedia). Por ejemplo, https://www.blogpocket.com es la URL de este blog.

DNS-diagrama Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress

Antes de continuar, observa por favor la imagen que precede a estas líneas, obtenida también de Wikipedia. En ella, se muestra el proceso necesario para encontrar el servidor en el que se aloja una página Web, a partir de la solicitud hecha desde un ordenador conectado a Internet. En ese proceso, una pieza primordial es el Servidor DNS, encargado de convertir un nombre de dominio en una dirección IP concreta.

[Tweet «Me gusta este post con los datos que hay que saber para contratar un servicio de hosting»]

Direcciones IP y dominios

Así que a la hora de contratar un servicio de hosting, y para entendernos, tenemos los siguientes elementos:

  • El servidor. Es el ordenador conectado a Internet en el que está ubicada una página Web.
  • La dirección IP. Una ristra de números separados por un punto asignada al servidor y que lo identifica dentro de la Red.
  • El dominio. Una forma legible, y más fácil de recordar y buscar, para identificar a un conjunto de páginas dentro de un servidor.
Un dominio de Internet es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet.

El propósito principal de los nombres de dominio en Internet y del sistema de nombres de dominio (DNS), es traducir las direcciones IP de cada nodo activo en la red, a términos memorizables y fáciles de encontrar. Esta abstracción hace posible que cualquier servicio (de red) pueda moverse de un lugar geográfico a otro en la Internet, aun cuando el cambio implique que tendrá una dirección IP diferente.1

Sin la ayuda del sistema de nombres de dominio, los usuarios de Internet tendrían que acceder a cada servicio web utilizando la dirección IP del nodo (por ejemplo, sería necesario utilizar http://192.0.32.10 en vez de http://example.com). Además, reduciría el número de webs posibles, ya que actualmente es habitual que una misma dirección IP sea compartida por varios dominios.

Fuente: Wikipedia.

«Blogpocket.com» es el dominio elegido para alojar las páginas online de este blog. Básicamente, existen dos formas para alojar páginas en un servidor Web:

  • Mediante la creación de directorios dentro del dominio principal.
  • Emplear subdominios distintos para cada blog. Por ejemplo, en Google donde los nombres de subdominio van como prefijo de «blogspot.com».

Registro de dominios

En los años 80 se creo el Sistema de Nombres de Dominio, dividiendo en dos el conjunto de dominios, según el nombre de dominio de nivel superior o, lo que es lo mismo, el sufijo del dominio.

El primer grupo corresponde a los países, utilizando las abreviaciones ISO-3166, para los dos caracteres de identificación. Por ejemplo, «es» para España. En el segundo grupo se incluyeron 7 dominios de primer nivel genéricos, como por ejemplo «com», «org» o «net». Este segundo grupo es administrado por una organización denominada ICANN. Respecto al primer grupo, los encargados de administración son organizaciones sin ánimo de lucro de cada país, delegadas por ICANN (red.es en el caso de España).

Si quieres emplear un nombre de dominio, es necesario registrarlo y que sea autorizado por las organizaciones competentes (IANA, ICANN, etc.). Para ello, pueden intervenir intermediarios.

Encontrarás multitud de proveedores de servicios de Internet con oferta de registro de dominios. El más conocido es Godaddy. Y, por supuesto, los proveedores de alojamiento Web también ofrecen el registro y transferencia de dominios.

El tiempo mínimo que se contrata para usar un nombre de dominio es un año y luego se puede ir renovando por más años.

Consideraciones importantes sobre el registro del dominio

Si registras un dominio, asegúrate de que los datos administrativos asociados al mismo corresponden al propietario del mismo. Eso puedes hacerlo a través del panel de control del registrador.

Si has contratado el «whois privado» (mecanismo para ocultar los datos administrativos al mundo) deberás eliminarlo a la hora de un posible traslado del dominio, ya que en caso contrario no te llegará el correo para autorizar la transferencia.

A veces, el registrador redirecciona automáticamente su dirección de email (la que figura asociada al dominio) a la administrativa (la tuya, para entendernos). Pero, sería conveniente que solicites al registrador de origen el desbloqueo del dominio y la eliminación de «whois privado» antes de una transferencia.

Para trasladar un dominio, es preciso proporcionar al registrador de destino el código EPP de autorización, un valor que te debe proporcionar el registrador de origen. Comprueba que puedes obtener ese código fácilmente desde la Web del panel de control. Si no es así, tendrás que solicitarlo vía email o por teléfono (¡y esto te provocará algún dolor de cabeza!)

Deberías desestimar cualquier proveedor de registro de dominios que no posea un panel de control fácil con todas esas opciones al descubierto 😉 .

Dirigiendo un dominio hacia un blog

Si a la hora de montar un blog, el registro del dominio se realiza en un proveedor y el alojamiento Web en otro, existen estas dos posibilidades:

  • Modalidad de “parking”. Eso te da la posibilidad de presentar una página en blanco, o una con el nombre del dominio, mientras no tengas instalado el blog. También es posible redirigir el dominio hacia otro sitio. Aquí el dominio apunta hacia las direcciones IP del propio proveedor donde se ha registrado el dominio.
  • Apuntar los DNS hacia el servidor donde se encuentra el blog. Para dirigir el dominio hacia un blog, solamente hay que cambiar las DNS por defecto, desde el proveedor registrador del dominio, por las del servidor del proveedor en el que está instalado el blog.

dirigir-dominio-2 Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress

En la figura que precede a esta línea, se han esquematizado ambos casos. Los cambios de DNS suelen demorarse algo de tiempo hasta que se propaguen por toda la Red.

En caso de traslado de tu blog a otro hosting, solo debes entrar en el panel de administración del registrador del dominio y modificar los valores DNS asignando las direcciones IP del nuevo servidor.

Habitualmente, las DNS están formadas por dos direcciones IP y su nombre asociado («name server»), del estilo: ns1.esm2.siteground.biz (37.60.232.216).

Contratar un hosting: datos y cuestiones principales

Acabas de contratar un servicio de hosting. Tu proveedor te debe proporcionar básicamente los datos que vamos a ver a continuación.

Ya hemos visto que al contratar un alojamiento Web compartido (*), tienes dos alternativas:

  • Registrar también el nombre de dominio. Esta opción es recomendable para traslados de sitios desde otro proveedor en los que ya se tenga esa situación. Si vas a empezar desde cero, es mejor tener separado, por flexibilidad y seguridad, ambos elementos en distintos proveedores.
  • Solo el hosting. Con esta opción necesitas apuntar el nombre de dominio hacia el servidor donde tienes alojado el blog.

En ambos casos hosting irá asociado a un dominio principal. Posteriormente, siempre y cuando tu plan de alojamiento lo permita, podrás dar de alta más dominios y realizar tatnas instalaciones de WordPress como necesites.

(*) Un excelente proveedor de hosting compartido es SiteGround. Blogpocket y los blogs que administro están en SiteGround porque es la mejor opción en el mercado: especialistas en WordPress, preocupados por la seguridad y el rendimiento; y con una excelente atención de soporte 24×7. Haz clic aquí si quieres contratar uno de sus planes (yo te aconsejo el denominado GoGeek). Su programa de afiliación permite que yo me lleve un mes de hosting gratis por hacerlo desde este enlace y tú el mejor servicio de alojamiento Web que te puedes encontrar en estos momentos 🙂 .

Credenciales del área de cliente

Lo primero a lo que tienes que tener acceso al contratar un servicio de hosting, es a la página Web oficial de tu proveedor. Lo que habitualmente se conoce como el área de cliente.

Desde ahí podrás contratar y ver tus productos contratados, descargar facturas, ponerte en contacto para abrir tickets de incidencias, etc.

Es fundamental que compruebes que todo es correcto y que la información corresponde a lo que has contratado.

Lo mejor sería que desde este área de cliente pudieses también acceder al panel de control de gestión de tu hosting, CPanel o el que te proporcione tu proveedor, así no tendrías que recordar más credenciales.

Dirección IP del servidor

Como hemos visto ya en este artículo, la dirección IP del servidor, donde se aloja el blog, es esa ristra de dígitos, del estilo «xxx.xxx.xxx.xxx», que identifica de forma única a la máquina física.

Lo normal es que tú y tus visitantes uséis el nombre de dominio y no la dirección IP.

Aunque a tu blog se acceda a través de un nombre de dominio, es conveniente que conozcas la dirección IP asociada al servidor. Ello te permitirá acceder al blog y a la administración de WordPress, por ejemplo, en caso de problemas. O también como truco para montar el blog en un nuevo hosting y mantener ambas versiones online.

Sobre qué es un dominio, cómo se registra y cuál es la forma de dirigirlo a tu blog, te invito a leer el artículo que publicamos, aquí en Blogpocket: Registrar un dominio: la guía del recién llegado a WordPress, 2ª parte.

Datos FTP

Los datos de FTP te servirán para acceder a tu espacio de almacenamiento Web directamente desde cualquier aplicación preparada para ello, bien online o instalada en tu ordenador.

Esta opción es muy útil y te permite ser así más versátil.

Por ejemplo, puedes modificar los permisos de un archivo o cambiar la configuración de WordPress, fácil y rápidamente. En algunos casos, para actualizar themes y plugins de WordPress, desde el panel de administración, también debes conocer los datos de FTP.

Los datos de FTP necesarios son:

  • Nombre del servidor FTP. El nombre del servidor puede coincidir con la dirección IP del servidor o ser del estilo “ftp.midominio.com” o, incluso, “midominio.com”.
  • Usuario y contraseña. Son tus credenciales para acceder por FTP al servidor.
Lógicamente, si no tienes las DNS de tu dominio apuntando al servidor Web, no puedes acceder por FTP nada más que con dirección IP.

Panel de control

El panel de control (no confundir con la herramienta de administración de WordPress) es la pieza fundamental para gestionar tu hosting porque proporciona, de forma ordenada y sencilla, todas las herramientas necesarias. El sistema más generalizado y fácil de utilizar, es CPanel.

Para acceder al panel de control necesitas conocer su URL, el usuario y la contraseña. Pero, como te he indicado más arriba, sería conveniente que pudieses acceder al panel de control desde tu área de cliente.

Repasaremos, a continuación, las herramientas primordiales que debe incluir tu panel de control.

  • Administrador de archivos. Aunque el FTP es muy útil, disponer de una aplicación de gestión de archivos online, te permitiría ejecutar algunas tareas rápidamente. Por ejemplo, ahorrarás mucho tiempo si subes el zip de la instalación de WordPress y luego extraes sus ficheros, desde el administrador de archivos del panel de control.
  • Creación de bases de datos mysql. Si optas por instalar WordPress de forma manual, es preciso crear la base de datos mysql.
  • Gestión de bases de datos mysql con phpMyadmin. Una vez instalado WordPress, la herramienta phpMyadmin es útil para realizar diversas operaciones: optimizar la base de datos y recuperar la misma en caso de desastre. También es útil en caso de clonar un blog, para restaurar la base de datos.
  • Gestión avanzada de DNS. Cualquier cambio de direccionamiento lo puedes hacer desde aquí.
  • Instalación de WordPress. Si aprendes a llevarla a cabo, la instalación manual de WordPress no es muy complicada. Sin embargo, la mayoría de los proveedores de hosting incluyen la función de instalación automática de WordPress.
Aprende a instalar WordPress en un servidor con esta completa guía paso a paso: Cómo instalar WordPress en un servidor Web.

Direccionamiento DNS

Una vez que tengas lo que coloquialmente se conoce como «las DNS» ya puedes asignar esos valores en el panel de control del registrador del dominio. Como hemos visto, si dominio y hosting están en el mismo proveedor, no necesitarás llevar a cabo esa tarea, pues al dar de alta el hosting, éste se asocia al dominio y solo debes indicar que deseas registrar un dominio nuevo.

Si al dar de alta la cuenta, indicas que ya tienes un dominio, deberás realizar la redirección de las DNS.

En algunos proveedores de registro de dominio (donde debes realizar la dirección hacia el servidor que aloja el blog) se requiere configurar tanto el valor del “name server” como el de su dirección IP correspondiente. Por ello, debes solicitar ambos, ya que lo habitual es que se te envíe solo los “name server”. Existen Webs que te informan de las direcciones IP de un determinado “name server” pero es preferible que sea tu proveedor de hosting quien te aporte dicha información.

Checklist de todos los datos que te debe proporcionar el proveedor al contratar un servicio de hosting

Vamos a realizar un resumen rápido de la situación:

  1. Has registrado un nombre de dominio y te dispones a crear tu blog.
  2. Has contratado un hosting que te proporciona almacenamiento y una serie de servicios para llevar a cabo la instalación de una plataforma de publicación, como puede ser WordPress.org.

Lo que debes verificar es que posees la siguiente información.

  • URL y user y password del panel del registrador del dominio. Solo para el caso de que dominio y hosting se encuentren en distinto proveedor.
  • URL y user y password del área de cliente del hosting. Importante para ponerte en contacto con tu proveedor, revisar detalles de facturación, enviar tickets de soporte, etc.
  • Dirección IP del servidor del hosting. Este dato te permitirá acceder a los servicios contratados en tu hosting (espacio de almacenamiento, FTP, panel, etc.) mientras no tengas definido todavía el dominio.
  • URL del panel de administración del servicio de hosting. Esto es esencial para poder gestionar tu hosting. A veces, se puede acceder a este desde el área de cliente.
  • User y password del panel de administración del hosting. Junto a la URL del panel, tu proveedor te debe facilitar, al contratar el hosting, el usuario y la password de acceso al panel de administración.
  • Recursos máximos permitidos en el servicio de hosting. Estos valores son fundamentales porque determinarán el funcionamiento de tu blog. Si, por ejemplo, la transferencia total es baja y tienes muchas visitas es posible que tengas que pagar más por tu hosting. En algunos proveedores, en lugar del volumen de almacenamiento o la transferencia, se restringe el uso de la cuenta si se superan límites en consumo de CPU o ejecuciones.
  • Usuario y password de FTP para acceder al hosting. Aunque puedas realizar la gestión de tus archivos mediante el panel de administración, es muy útil también tener la posibilidad de subir y descargar ficheros a través del servicio de FTP. Para ello, debes conocer el nombre del servidor FTP (normalmente del estilo «ftp.midominio.com» o, simplemente, «midominio.com»). Habitualmente, se accede también con la dirección IP del servidor. En algunosn proveedores, cuando se define un dominio adicional, se crea a la vez el usuario de FTP asociado.
  • Administrador de archivos del hosting. Es una opción del panel y te permitirá subir y descargar archivos, así como editarlos, cambiar permisos, moverlos de carpeta y todas las operaciones habituales. Una opción muy útil es la de extraer los ficheros contenidos dentro de un zip (por ejemplo, en el caso de la instalación de WordPress).
  • Gestión avanzada de DNS en el hosting. Normalmente, al crear un dominio en tu hosting (lo primero que harás cuando contrates el hosting) se definen automáticamente todos los registros asociados a los servidores de nombre (DNS). Pero existen ocasiones en los que necesitarás modificarlos o añadir otros (por ejemplo, para añadir un subdominio o si utilizas un proxy inverso para optimizar el funcionamiento de tu blog). Para ello, debes disponer de la opción de gestión de DNS.
  • Nombres e IP’s de los servidores de nombre de tu hosting. Los servidores de nombre (algo así como la dirección física de la máquina donde se aloja tu blog) suelen ser una pareja y debes conocer tanto su nombre (del estilo de «nombre.miservidor.com») como su IP (del estilo «1.2.3.4»). Te servirán para configurar el direccionamiento a tu blog dentro del registro del dominio, mediante la opción correspondiente en el panel de gestión del proveedor con el que llevaste a cabo dicho registro de dominio.
  • Directorio en el que se alojan los archivos Web. Para que los usuarios de tu blog lo vean al escribir el nombre de dominio en la barra de direcciones de su navegador, debes situar loa archivos HTML, php, etc. en una carpeta concreta de tu espacio de almacenamiento. Debes conocer cuál es y probar el correcto funcionamiento alojando un index.html que contenga cualquier frase, por ejemplo «estamos trabajando en midomino.com». Antes de instalar WordPress, y una vez creado el dominio, puedes comprobar que los servidores de nombre están propagados (cuestión de horas en algunos casos) mediante ese truco. Si no has redireccionado todavía tu dominio (asociando los nombre e IP’s de los servidores de nombre de tu hosting a tu nombre de dominio) puedes acceder mediante la dirección IP de tu servidor.
  • Administrador de bases de datos. Tu hosting debe tener habilitada la ejecución de PHP (a la última versión conocida), pero igual de fundamental es la posibilidad de gestionar tus bases de datos con phpMyAdmin. A este administrador se accede con el usuario y password de cada base de datos creada. Esta herramienta te servirá para realizar operaciones extraordinarias con las tablas de la base de datos (backup, reparación, etc.) que no serán habituales. Y para ello, lógicamente, deberás haber creado la base de datos previamente.
Si vas a instalar WordPress manualmente, ten en cuenta que necesitarás lo siguiente. Comprueba que podrás realizar las siguientes operaciones desde las correspondientes herramientas del panel de control:

  • Alta de dominio. Se realiza mediante una opción del panel y solo requiere escribir el nombre de dominio (del estilo «midominio.com»). Normalmente, el redireccionamiento a «www.midominio.com» se configura automáticamente.
  • Si vas a instalar WordPress, hay que dar de alta una base de datos. Esta operación solo requiere escribir el nombre de la base de datos, el usuario y la password asociados. En algunos paneles, se define el nombre de la BD y el usuario por separado; y luego se asocian ambos.

Existen muchas más, pero estas son las cosas más importantes que debes conocer relacionadas con tu hosting.

Reflexiones finales

He querido repasar la información más importante que necesitas conocer a la hora de contratar un servicio de hosting.

La checklist que se incluye en esta entrada te servirá para no olvidar ningún detalle. Exige esos datos a tu proveedor si no te los envía al contratar el hosting Web. O comprueba que la información se encuentra fácilmente en tu área de cliente.

Todo lo que se ha visto aquí se necesita, de una u otra forma, y más tarde o más temprano, para desarrollar y mantener un blog de WordPress.

Y, permíteme un consejo: no dudes en desestimar cualquier proveedor de hosting que no te proporciones fácilmente toda esa información y herramientas.

Como siempre, me gustaría conocer tus ideas y sugerencias al respecto. Cualquier comentario acerca de lo que te he expuesto en este artículo será bienvenido.

¿Estás buscando hosting?
SiteGround es el hosting de Blogpocket ¡pruébalo!:SITEGROUND-EL-HOSTING-QUE-ME-GUSTA Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress
Responder en Mastodon (requiere usuario en esa plataforma)

Puedes usar tu cuenta de Mastodon para responder a este post de

Copia y pega esta URL (https://www.blogpocket.com/?p=16361) en el campo de búsqueda de la interfaz web de tu servidor Mastodon.

Icono de Mastodon

4 respuestas a «Contratar un servicio de hosting: todo lo que debes conocer para instalar WordPress»

  1. Claro que funciona es te post!

    Que buen artículo. Siempre es buen uno encontrarse sitios en la web que te ayuden aclarar ideas para ir formando y que se hagan una realidad las tuyas.

    El orden establecido en la explicación de este artículo es muy bueno y practico.

    Le enseñaré a mis amigos de este Blog, gracias!

    1. Muchas gracias, Andy, por el feedback. Me alegro de que te haya sido útil. Saludos :))

  2. Hola! Está muy útil y practico la información, se entiende con facilidad, solo tengo una pregunta ¿Que hosting me permite expandirme a distintos países?

    1. HOla Gianella. SiteGround es perfecto para eso, sobre todo si hablamos de Europa. Un saludo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Antonio Cambronero.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a GreenGeeks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido