6 formas de leer tus fuentes (desde la más tediosa a la más inteligente)

FeedsConozco a mucha gente que no sabe lo que es una fuente RSS. También conozco a muchos que dan por muerta a la sindicación de contenidos. La Red evoluciona muy deprisa y es probable que dentro de un par de años, la www no sea ni parecida a la que conocemos hoy. Si las apps ganan la partida a la web (Instagram es un ejemplo embrionario de lo que puede ser Internet dentro de unos años) no tendrá sentido ni el SEO ni, a lo mejor, el RSS. O ambos evolucionarán o se adaptarán.

Mientras tanto, el RSS puede servirte para acceder a los contenidos cómodamente desde cualquier sitio, desde cualquier app y desde cualquier dispositivo. A continuación, hemos recopilado 6 formas de leer tus fuentes (blogs, páginas web, etc.).

1. Tediosa (sin agregador de feeds). ¿Te gustan los viejos marcadores de favoritos? Bueno, es una opción. También tienes la posibilidad de entrar, una por una, a tu lista de blogs. Pero vas a perder mucho tiempo, accediendo a sitios que no han actualizado. Te recomiendo, si lees blogs así, que vayas pensando en abrirte una cuenta en Google Reader y te suscribas a tus blogs preferidos. Pero date prisa, porque Google ha anunciado cambios importantes en su agregador de feeds.

2. Clásica (con Google Reader). Eres de los que empezó con Bloglines y ahora no hay quien te saque de Google Reader. Bueno, quizás tampoco cambies de marca de cerveza o de colonia. Con Google Reader tendrás la oportunidad de organizar bien la lectura ordenada de tus fuentes, tiene (por ahora) funciones sociales interesantes y puedes enviar fácilmente los posts a cualquier red social. Sin embargo, con muchas fuentes el sistema se convierte también en algo tedioso y carecerás de herramientas para filtrar la información: leeras varias veces la misma noticia, no puedes diferenciar lo importante de aquello que no lo es, etc.

3. Caótica (con Twitter). Dicen que Twitter vino para matar a los blogs o, por lo menos, que vino a sustituir al RSS. Yo no lo creo pero sí es cierto que Twitter ha hecho cambiar el modo en el que blogueamos. Twitter es la red de información inmediata y rápida. Si tu timeline está bien seleccionado, puedes acceder a toda la información que te interese. Con las búsquedas y las listas puedes organizar algo la abrumadora cantidad de datos. Pero al no existir el archivado de posts, y dado el caudal tan enorme de información existente, utilizar Twitter como fuente exclusivamente puede resultar algo caótico.

4. Temerario (con Facebook). Hay quien me ha dicho que utliza Facebook solamente para acceder a sus fuentes. No está mal pero hay que tener en cuenta que esa red social no es inicialmente un sistema público, aunque ahora puedes suscribirte a las publicaciones de alguien aunque no seáis amigos. El nuevo funcionamiento del muro permite elegir lo que prefieres ver y los perfiles van a ser pronto como blogs. Sin embargo, yo calificaría de “temeraria” la opción de acceder a mis fuentes solo con Facebook. Además de la rigurosa elección de amigos (por suscripción, ya que la bidireccional implica la aceptación de amistad) requiere mucha organización y “enseñar” al timeline lo que realmente quieres ver.

5. Reposada (con Flipboard). Pero existen otras formas más óptimas de leer feeds. Flipboard es la alternativa para disfrutar de una lectura reposada de los contenidos de tus fuentes. Con Flipboard disfrutarás (solo con tu iPad) de tus contenidos sin prisas. Flipboard, como Instagram, es una app que ha revolucionado la forma de relacionarnos con la información y es un ejemplo perfecto de por dónde pueden ir los tiros de la web en el futuro. Sin embargo, todavía se puede lograr una experiencia mucho más óptima en el acceso a tus fuentes.

6. Inteligente (con Zite). Zite es un paso más en la personalización del acceso a la información. Se diferencia de Flipboard en que no tienes que preocuparte por configurar una lista de feeds para ir leyendo tranquilamente sino que, una vez seleccionadas tus fuentes, el sistema va eligiendo automáticamente lo que seguramente quieres leer. El grado de acierto depende de tus hábitos: lo que lees, lo que marcas con “me gusta”, lo que compartes, etc. El filtrado inteligente de la información, basado en sofisticados algoritmos sociales, sí que es con toda probabilidad, el futuro de la agregación de fuentes.

¿Y tú? ¿cómo lees tus fuentes?

[fuente de la imagen: Jessica Hemingway]

Comentarios Google+

Suscríbete a mi newsletter

... y recibe ahora mismo los e-books "WordPress en 101 preguntas" y "SEO para WordPress"