Cómo intercambiar el valor de dos variables

En nuestras pequeñas píldoras de Programación les explicaré algunos conceptos básicos. Si alguna vez se han preguntado qué hay detrás de WordPress o cualquier otra aplicación, no se pierdan esta serie de posts con la categoría Programacion.

Variables 1Éste es uno de los ejercicios básicos de programación de ordenadores y sirve para entender el concepto de variable. Una variable es la estructura más sencilla que nos podemos encontrar para almacenar datos. Con un poco de imaginación, una variable es una caja en la que podemos guardar números, textos o cualquier otra cosa; es decir, valores. El valor de una variable se puede manipular, simplemente con la operación de asignación. Esa es de las primeras instrucciones que se enseñan en programación y suele escribirse utilizando el signo ‘=’, aunque sería más intuitivo el símbolo ‘<-‘. La instrucción ‘A=5′ asignaría el valor ‘5’ a la variable que se denomina ‘A’.

Nos detenemos un momento en la primera figura, donde vemos dos cajas (dos variables) recibiendo cada una un valor numérico. La caja de nombre ‘A’ recibe el valor ‘5’ y la caja de nombre ‘B’, el valor ‘2’. Eso se puede hacer con las instrucciones: ‘A=5′ y ‘B=2′. Las variables funcionan de la siguiente forma: si después de asignar un valor concreto a una variable le damos otro diferente, el primero se pierde y el que permanece es el último asignado.

El problema consiste en intercambiar los valores de ambas variables. Que B tenga el valor de A y ésta el de B, cualesquiera que sean dichos valores.

Variables 2Lo más lógico sería pensar en escribir las dos intrucciones siguientes: “A=B’ y ‘B=A’. Siempre con la idea de que lo que queremos hacer es: ‘A<-B’ y ‘B<-A’. Pero con eso solo lograríamos que A y B tuvieran el valor ‘2’. Entender eso es la primera parte del ejercicio. Con ‘A=B’ se consigue que A valga 2, ya que B valía 2. Y, a continuación, si A vale ahora 2, con ‘B=A’ terminamos asignando 2 a B, con lo que A y B tendrán el mismo valor que tenía B al principio.

La forma de resolver el problema es utilizar una tercera variable auxiliar. En primer lugar, guardamos en C (la variable auxiliar) el valor de A. Después, introducimos en A el valor de B. Ahora no importa que hayamos perdido el valor de A porque lo habíamos guardado en C. Y por último, almacenamos en B el valor de C.

En PHP podemos escribirlo así (en php las variables se identifican poniéndoles delante el símbolo ‘$’, para escribir el código HTML se utiliza la instrucción ‘echo’ y todas las sentencias terminan en ‘;’):

<?php
$A=5;
$B=2;
echo “variables antes del intercambio:<br />”;
echo “A= “.$A.”<br />”;
echo “B= “.$B.”<br />”;
$C=$A;
$A=$B;
$B=$C;
echo “variables después del intercambio:<br />”;
echo “A= “.$A.”<br />”;
echo “B= “.$B.”<br />”;
?>

Comentarios Google+

Suscríbete a mi newsletter

... y recibe ahora mismo los e-books "WordPress en 101 preguntas" y "SEO para WordPress"