Trackback reloaded

John Gruber, en su blog

Daring Fireball
, explica por qué está en contra de la

herramienta TrackBack. Yo pienso que TrackBack favorece la conectividad, en la compleja red de

información que es la comunidad de blogs y estoy más de acuerdo con Phillip Winn,

autor del blog W6 Daily que, en su artículo “Too-Daring Fireball”,

rebate punto por punto los argumentos negativos sobre TrackBack.

Lo que si parece claro es que Trackback es difícil de explicar. Pero no es un concepto complicado. Un ping de

Trackback es sólo un comentario o, mejor, el aviso de un comentario. En

mi traducción de “Trackback para

principiantes” de Ben and Mena, pueden leer una buena introducción a esta herramienta complementaria del

blogging. Y se explica muy bien en Mató tu onda.

A pesar de la confusión existente entre Trackback y Pingback,

ambos son la misma cosa, simplemente dicha

confusión viene porque Movable Type creo primero Trackback y luego se implementó Pingback en otros sistemas como B2.

Pero, ¿cómo rebate Phil los argumentos en contra de Trackback?. En primer lugar, no es del todo cierto que

en ambas partes del protocolo (el que envía el ping y el que lo recibe) se necesiten disponer de software para enviar

y recibir pings de Trackback. Hay opciones para aquellos que no usan Movable Type o aquellos otros que tienen una

herramienta de blogging que no permite Trackback (o que no tienen un servidor donde poder instalar la herramienta

Stand Alone de Trackback). Por ejemplo el blog BurnigBird facilita un formulario para poder hacer pings de TrackBack

a sus posts y publica una versión en texto de su HTML (con PHP) para quien quiera utilizarlo.

Blogpocket no tenía implementada la función de TrackBack, pero fue realmente sencillo integrar la herramienta

Stand Alone de Trackback, proporcionada por Movable Type, para poder

enviar y recibir pings en mi blog. Claro, yo dispongo de un servidor de alojamiento, donde poder ejecutar scripts en PHP y Perl, pero también

existen ya servicios de hosting de Trackback, semejantes a los de comentarios (como Yaccs), en los

que tras un simple registro se puede gestionar un sistema de TrackBack.

Phil defiende que enviar un ping de TrackBack es más sencillo que escribir un comentario y que el código RDF para autodetección de URLs de

TrackBack no es tan críptico como parece. El código sólo tiene tres valores que cambian: el enlace permanente del post, el título y

el identificativo del TrackBack. No es tan complicado incluir ese código RDF.

En segundo lugar es cierto que TrackBack no trabaja bien con páginas web estáticas. Pero eso es obvio si

pensamos que un ping de TrackBack es un comentario.

Por último, Phil rebate que las listas de referrers sean mejor que los pings de Trackback. Entre otras cosas, los enlaces a pings de Trackback siempre

existen, mientras que los links de referrers no siempre enlazan a información.

¿Cómo lo ven?.

Comentarios Google+

Sucríbete a mi newsletter

... y recibe ahora mismo los e-books "WordPress en 101 preguntas" y "SEO para WordPress"